Saltar al contenido

¿Cuál es la mejor carne para una barbacoa?

carne para barbacoa

Días de barbacoa son días de diversión, de esos que empiezan al medio día encendiendo el fuego y terminan en una plácida noche mirando las estrellas, con el estómago repleto después de haber saboreado cada bocado exquisito de carne que hemos cocinado.

Nos hemos acostumbrado a llamarlas barbacoas, pero en verdad son parrilladas, esto ya te lo hemos explicado en anteriores artículos contado la diferencia entre una cosa y otra, te recomiendo eches un vistazo a este interesante artículo sobre todo lo que debes saber sobre las barbacoas portátiles. Puedes llamarlo como quiera, parrillada, barbacoa, etc…  pero un hecho incuestionable es que la elección de la carne determina el éxito o fracaso de cualquier celebración culinaria. Lo que todos sabemos es que las carnes bien cocinadas en las brasas están de rechupete y son una de las actividades veraniegas que más mola disfrutar con amigos. Pero, antes de encender el fuego, tenemos que surtirnos de sabrosos cortes de carne para nuestro disfrute y de nuestros invitados.

La mejor carne para una barbacoa

Bien, tenemos dos opciones: La primera nos la ofrecen las grandes superficies y algunas carnicerías, que nos ofrecen los famosos “packs de barbacoa” en varios tamaños. Pero esto es un riesgo porque los hay buenos, regulares, malos y hasta muy malos. La carne en bandejas a simple vista nos la ponen muy bonita, siendo la realidad otra. En otros casos, es la poca variedad que ofrece, pues posible que incluyan dos morcillas que no le gustan a nadie, o que la panceta esté muy rica y no venga la cantidad suficiente para todos.

La segunda opción, es tener claro cuál es la mejor carne para una barbacoa sin precedentes y, si es necesario encargarla al carnicero, no vaya a ser que nos quedemos sin el género el día que vayamos a recogerla. Centrándonos, en esta opción, os vamos a dar unos consejos para que vuestras barbacoas sean un éxito.

mejor carne para una barbacoa

Carne de cerdo para una barbacoa

Si queremos organizar una barbacoa y el presupuesto es ajustado, el cerdo es el mas aconsejable. Los cortes que mejor funcionan para cocinar en las brasas son el costillar y la panceta de cerdo blanco y, si podemos tirar mas largo con nuestro presupuesto estando dispuestos a invertir un poco más, el secreto y la presa irán genial. Lo que hay que evitar a toda costa son los cortes con menos grasa como lomo y solomillo. Sin dudarlo, chorizos criollos, morcillas, salchichas frescas y chistorra también son geniales para cocinar en la parrilla.

Las carnes de cerdo son ideales para comenzar la barbacoa, ya que se cocinan rápidamente y funcionan bien como aperitivos o entrantes a la brasa. Nunca te defraudaran estos cortes como hemos mencionado antes:

Panceta: Utilizala en el comienzo. Compra panceta en trozos de medio cm de grosor para que se cocinen de forma rápida. Es recomendable la panceta al natural, sin adobos. Con un par de minutos por cada lado queda crujiente. Córtala en porciones una vez asada y ofrécela con rebanadas de pan.

Chorizo, longanizas blancas y chistorra: Ideal tanto para el aperitivo como para la merienda a media tarde si alguien vuelve a tener hambre. Se cocina en pocos minutos. Recuerda trinchar los chorizos, longanizas y chistorras para que no revienten y para que su grasa gotee. Teniendo cuidado de que no prendan las brasas al caer sobre estas. Por eso, debemos asar los chorizos y morcillas en un lateral de la parrilla.

Costillas, secreto y presa ibérica: Son cortes exquisitos como plato fuerte, no deben faltar en tu parrillada. El secreto se debe cocinar hasta que quede crujiente. La presa si se cocina entera es estupenda para filetear tras ser asada. Las costillas de cerdo tienen multitud de variantes, más allá de asarlas con salsa barbacoa. Para los otros cortes, una salsa de aceite de oliva, ajo y perejil es una delicia.

chuletas a la barbacoa

Carne de vacuno para una barbacoa

Lo más buscado es la tira de costilla. Funcionan bien la aguja y la espaldilla si lo que buscamos es economizar. Otros cortes que también valen para cocinar en las brasas son el solomillo, el chuletón y el entrecot. De aquí a un tiempo, también es habitual encontrar en muchos sitios cortes típicos argentinos como la entraña y el vacío, más baratos que los anteriores y también muy tiernos y jugosos. Otra opción, es cocinar en las brasas unas hamburguesas, preferiblemente hechas por nosotros mismos con carne que nos piquen en la carnicería.

La carne de vacuno es el top de las barbacoas. Se suele utilizar como corte principal ya se opte por comprar chuletones, lomo en una pieza, o churrascos.

Chuletones: Es lo que se lleva la palma en las barbacoas. Marcados en su exterior a fuego vivo y después fileteados, son una garantía de triunfo. Los chuletones no requieren nada como acompañamiento, aunque la salsa barbacoa les va muy bien.

Lomo de buey en una pieza: Un buen trozo de lomo alto de buey o ternera queda perfecto tras pasar por la parrilla. Se puede ir cortando a demanda manteniendo la pieza entera en las brasas a fuego lento. A su vez, se puede ir barnizando con una salsa casera elaborada con pimentón, vinagre, hierbas aromáticas y agua.

Churrasco: Esta tira de asado cortada de forma perpendicular a las costillas siempre es sabrosa. Le va muy bien la salsa chimichurri o la salsa barbacoa.

ternera a la barbacoa

Carne de cordero para una barbacoa

Normalmente el cordero en las brasas se cocina entero y en un espeto, también podemos asar las chuletas tanto del costillar como las de pierna, pues al ser una carne muy grasa, va muy bien para hacer a la brasa.

Carne de pollo para una barbacoa

Al analizar la mejor carne para una barbacoa, no hay que dejar de un lado al pollo, porque también queda riquísimo cocinado a la parrilla, siempre evitaremos las pechugas, ya que son más secas. Lo que mejor va son los cuartos traseros enteros, o sea, el muslo y el contra muslo.

La carne de pollo se cocina muy rápido siendo ideal para los que no quieran comer mucho y los niños que prefieren su tierna carne.

Alitas de pollo: Para tener mas opciones, otro buen arranque de la barbacoa son las alitas de pollo que al natural o marinadas, quedan crujientes por fuera y muy sabrosas.

Pinchos de pollo: Haz las brochetas tu mismo, con trozos de pollo, champiñones, trozos de cebolla, pimiento y deja que se asen bien. Los pinchos morunos de pollo son económicos y muy jugosos.

pinchos de pollo

Qué cantidad de carne tengo que comprar para una barbacoa

Para calcular qué carne comprar para una barbacoa, hay que tenerlo todo muy calculado sin olvidarnos del peso o piezas de chorizos, salchichas, hamburguesas,.… pero la principal regla es que si en su gran mayoría es carne con hueso, serán necesarios unos 500g por persona y siempre contar con añadir un 25% más, por si hay alguien que viene con mucha hambre o aparece a última hora ese invitado que no te confirmó que iba a venir. Si es casi todo carne sin hueso, aconsejamos unos 300g de carne por persona, siempre teniendo en cuenta ese 25% de más.

Pero tranquilo para concluir, te enumeramos a continuación todos los pasos necesarios para que tengas un gran éxito en tus barbacoas y quedes con un experto parrillero.

Decálogo para organizar una buena barbacoa

Estos son los pasos que debes seguir a la hora de planificar tu barbacoa:

  1. Calcula alrededor de 500g de carne por persona, algo menos si la mayoría es sin hueso.
  2. Cuenta siempre con ese 25% más por las últimas confirmaciones. Ya sabes que a última hora siempre llega el amigo de turno.
  3. Prepara varios tipos de carnes, de manera que todo el mundo tenga donde elegir… incluso los más exigentes.
  4. Compra carne fresca y jugosa, que funciona muy bien en la parrilla.
  5. Ofrece algo de verdura, a la brasa están exquisitas, y ten en cuenta preparar unas buenas patatas asadas para acompañar.
  6. Asegúrate de tener un buen fuego preparado, porque de ello depende el resultado final. Nos encontraremos diferencias al encenderlo, ya sea una barbacoa de gas, carbón o leña. No olvides utilizar unos guantes y unas pinzas largas para manejar la carne.
  7. Ten la carne a la intemperie unos 45 minutos antes de asarla, manteniéndola en un lugar limpio y cerca de las brasas para tenerla a mano.
  8. Comienza por los entrantes como chorizos, morcillas o panceta, luego brochetas y pollo para terminar con el resto de las carnes y que se vayan haciendo a fuego lento.
  9. No le eches sal a la carne antes de meterla a las brasas, es mejor echarla cuando ya está cocinada y en la bandeja antes de servir. Igualmente se pueden usar aderezos como pimientas de varios tipos, ajo, hierbas o salsas.
  10. Otra opción es que puedes tener algunas carnes unas horas antes en adobo o marinadas. De esta manera ofrecerás variedad a tus invitados.

Los 10 accesorios para barbacoas más vendidos

Última actualización el 2024-02-21 / Imágenes de productos ofrecidas por Amazon